— El Ibérico Hastiado

Archivo
Todo sobre "Luis Alegre"

Publicado por Luis Alegre (actualmente en Podemos) en contestación a una columna de opinión de Gabriel Albiac.

Los que, por algún tipo de perversión masoquista, leemos con cierta regularidad los artículos de Gabriel Albiac sabemos que pueden dividirse en dos grupos: aquellos en los que nos habla exclusivamente de su ombligo y aquellos en los que, sin dejar de hacerlo, pretende estar analizando la situación internacional. El enigma que me atenaza se plantea en los primeros, pero la respuesta la aporta en los segundos.

Luis Alegré coordinador del equipó técnico de Podemos Luis Alegré coordinador del equipó técnico de Podemos

Como es bien sabido, es prácticamente imposible distinguir los primeros de la lista de precios de una casquería (no sólo por el contenido sino, sobre todo, por la sintaxis) en la que se indicase el proceso de elaboración de los productos. Serían absolutamente indiscernibles si las casquerías también vendiesen discos de rock and roll. El gran enigma que se nos plantea es, por lo tanto, el siguiente: ¿Por qué no se ha suicidado todavía?

No trataré de analizar su obsesión por dar siempre varias vueltas a la postura más de izquierdas posible. A este respecto me basta con saber que nos da siempre no-sé-cuántas vueltas y media. Lo único que quiero yo también es entender, resolver el enigma y, como digo, la respuesta hay que buscarla en los artículos del segundo tipo. Bastaría cualquiera de los escritos sobre Oriente Medio en los que aplica lo que podríamos llamar una “lógica de carnicero”?. Cuando un soldado israelí dispara en la cabeza a un niño palestino que tira piedras, la responsabilidad puede que sea del niño (por tirar piedras al ocupante ilegal de su tierra), del padre (por mandar al niño a interceptar balas con la cabeza), de Arafat (por permitir que los padres manden a los niños), de Euclides (por haber establecido la distancia más corta entre dos puntos) o de Felipe González. Por supuesto, queda descartado que el ejército de ocupación tenga algo que ver en el asunto y, para demostrarlo, dos pruebas: en primer lugar, Israel es un Estado democrático (la socialización de las fosas demuestra que es incluso socialista) en el que es legal la tortura para conseguir que también las mezquitas se queden vacías. En segundo lugar (aunque más importante), la carne de Sharon no es sudorosa como la de Chávez.

Lea mas ...