— El Ibérico Hastiado

Archivo
Todo sobre "Tomás Gómez"

En este país habría que hacer una reflexión, creo que habría que .. hacer una ley, personas que pertenezcan a pseudosectas, como el Opus Dei, no puedan ocupar responsabilidades públicas

El ciudadano Tomas Gómez

El ciudadano Tomas Gómez

Hay que separar Iglesia de Estado; los ciudadanos no son feligreses.

Si consultamos en la RAE las definiciones de ciudadano y feligrés tenemos las siguientes definiciones.

ciudadano, na.

1. adj. Natural o vecino de una ciudad. U. t. c. s.

2. adj. Perteneciente o relativo a la ciudad o a los ciudadanos.

3. m. Habitante de las ciudades antiguas o de Estados modernos como sujeto de derechos políticos y que interviene, ejercitándolos, en el gobierno del país.

4. m. hombre bueno.

5. m. Aquel que en el pueblo de su domicilio tenía un estado medio entre el caballero y el trabajador manual.

feligrés, sa.

(Del lat. vulg. fili eclesĭae, hijo de la Iglesia).

1. m. y f. Persona que pertenece a determinada parroquia.

2. m. y f. p. us. Camarada, compañero.

 

Para el socialista Tomas Gómez, ser católico es incompatible con ser ciudadano, en consecuencia solo se puede lo segundo renunciando a la libertad religiosa.

Una vez mas el Tomas Gómez niega a las personas sus libertades individuales, solo pueden creer en su verdad política – en el socialismo –

Foto : Tomás Gómez Portavoz del GP Socialista -CC-

 

Lea mas ...
Tranvía de Parla

Tranvía de Parla

No hay peor compañero de negocios que el estado, y si esa parte del estado es un ayuntamiento que no tiene ni un euro en sus arcas, uno se puede dar por quebrado si es empresario y por despedido si es un asalariado.

Logotipo del  Ayuntamiento de ParlaEste es el caso del tranvía publico que impulso el ayuntamiento de Parla (Madrid) prometiendo 132 millones de euros tras su implantación.

Pero el ayuntamiento no ha cumplido su parte del contrato, y todavía no ha liquidado los 30 millones que tenia que haber pagado en diciembre del 2010, las consecuencias no se han hecho esperar, un agujero que crece a razón de 800.000€ al mes ha llevado al impago del sueldo de los 58 trabajadores que forman la plantilla de la empresa Tranvía de Parla S.A. .

No hay peor empresario que el estado, que ademas de hacer la competencia desleal al sector privado se embarca en ruinosas operaciones empresariales-políticas que termina pagando siempre el contribuyente.

El padre de experimento fallido es el socialista Tomás Gómez, que se comprometió personalmente en el año 2004 con asumir (mejor dicho que el ayuntamiento asuma) el coste del proyecto, y que ahora se va abocado a una venta ruinosa para las arcas publicas.

Lea mas ...